jueves, 12 de octubre de 2017

barranco Arbillas

BARRANCO  ARBILLAS
(Poyales del Hoyo)


Por segunda vez, me dispongo a realizar el descenso de este barranco, del que no tenía el buen sabor de boca que se merece y es que a pesar de ser un bonito y divertido barranco, en aquella primera ocasión, el gran caudal lo hacia un tanto temible y encima desconocido.
Dos fines de semana después, volveríamos a repetir este entretenido y disfrutón barranco. 
Las fotos de esta entrada corresponden a las tres veces que lo he realizado, pero la crónica es de la segunda.

Formamos un grupo algo numeroso para mi gusto y además hay que añadir la poca experiencia de algunos y la nula de uno. Así que cuando apago la furgoneta lo primero que veo es otro grupo también muy numeroso que acaban de llegar. En otras circunstancias hubiera arengado a mis compañeros para darnos prisa, pero así, mejor esperar tranquilos y pasar últimos.
La entrada al barranco se hace desde la misma curva en la que se encuentra el aparcamiento.
Para cuando nos disponemos a entrar en el barranco, del grupo que nos precede quedan 4 por bajar la primera cascada.
El caudal no tiene nada que ver con lo que nos encontramos en aquella primera ocasión y el grado de tensión, habitual en mi cuando hago barrancos, no llega al estado de nervios que viví allí.
Con la instalación montada, Javi baja de primero para asegurar el resto de bajadas. Esto se repetirá en cada rápel.
Aún quedamos tres por bajar, cuando entran el curso una pareja asturiana a los cuales cedo la oportunidad de bajar y así no hacerles demorar en exceso. Ellos amablemente, rehúsan hacerlo y continuamos.
Esta primera cascada, es realmente la sucesión de dos más cortas con una parte intermedia casi horizontal.
Tras la poza de recepción nos salimos por la derecha avanzando casi todo el rato fuera del curso hasta llegar a un puente.
Cruzamos el puente y a los pocos metros volvemos a meternos en el barranco. Llegamos a una rampa  en la que un vecino de una casa aledaña al barranco (Hay varias) nos indica que nos sentemos y bajemos en tobogán.  Una cuerda un tanto gastada y anudada, sirve para los que no lo tienen claro, desciendan amarrándose a ella.
Los que nos decidimos a tirarnos disfrutamos de un bonito y limpio tobogán de 6 metros y con caída vertical de unos 2 metros al final a una poza con suficiente profundidad.
Un salto de 4 metros a los pocos metros del tobogán y otro más pequeño, dan paso a un tramo de andar.
El siguiente punto de interés es un salto de unos 5 metros, al que se accede tras un pasamanos a la derecha, según sentido del descenso y una rampa asegurada de nuevo con una cuerda, está en peor estado aun, que termina en una repisa desde donde saltar.  Aunque hay un descuelgue a la izquierda, que según reseña indica ser un P12, todos preferimos saltar y así lo hacemos.
Una de destrepes poco reseñables nos sitúan en otro descuelgue en el cual vemos la posibilidad de salvarlo con  salto de unos 6 metros.
Algún resalte mas tampoco reseñable y llegamos a una nueva instalación. Un P8 con el descuelgue a la Izquierda del curso.
Un pequeño salto de 3 metros da paso a la siguiente cascada.  Para esta, hay dos instalaciones. Una primera a la derecha, P20. Otro tras un salto a una poza P17. Nos decidimos por este último y la pareja de Asturias llega tras nosotros haciendo el P20.
Avanzamos pocos metros, cuando encontramos el último rapel  al que se llega tras “dejarse caer”  a la poza. Por el desagüe de esta, a la derecha, sobre un gran bloque de piedra está la instalación de este P20.
Una vez hecho este rapel nos saldremos del barranco por la derecha (siempre en el sentido descendente) bordeando las ruinas de un antiguo molino.
En apenas 20 minutos estamos de nuevo en la carretera donde habíamos dejado un coche.

Una bonita jornada de barranquismo!!!

FOTOS ABRIL 14






















FOTOS JUNIO 17













FOTOS JULIO 17  (lo que duro la cámara...)












jueves, 1 de junio de 2017

TUC DE MULLERES/MOLIERÈS  3010m.

Una vez más, el mal tiempo nos lleva a usar el Plan B. Además de sensato, va suponer conocer no solo una montaña desconocida y con unas magnificas vistas, si no todo un valle, el de Molierès, que sin duda en otras fechas encontraríamos mas masificado, pero que al ser entre semana, nos lo encontramos magnífico para nosotros solos.
El Plan A consistía en hacer todos los tresmiles orientales de Monte Perdido, haciendo la noche antes, un vivac en altura. La climatología lo desaconsejaba y nos hizo buscar otra actividad menos ambiciosa y en la que algún refugio nos pudiera servir de pernocta.
 Plan B en marcha. Al  TUC DE MULLERES.

COMPONENTES

MAJU, JAIME Y YO

DATOS

APROXIMACION

INICIO:  Boca Sur del Tunel de Vielha.  1620m.
FINAL:  Refugio de Molierès, 2400m.
DISTANCIA:  4,700 km
DESNIVEL  ACUMULADO:  800m.
DURACION:  2h 45min.

ASCENSION
INICIO:  Refugio Molierès, 2400m.
TUC DE MULLERES: 3010m. 650m.d. acum. 2h. 35min. + Parada 40 min.
REFUGIO MOLIERÈS: 5h. + Parada 45min.
PARKING TUNEL VIELHA:  7h. 20min. paradas incluidas y 1430 m.d  negativo acumulado

DESCRIPCION


31/05/2017
Llegamos a la boca sur del Túnel de Vielha. Y la previsión de lluvias llega con una hora de retraso.  Habíamos calculado para llegar al finalizar la lluvia y tuvimos que esperar un rato en el coche hasta que paso la tormenta.  Rápidamente nos preparamos para marchar y sin demora comenzamos a remontar el valle por la suave pista GR que se dirige al Port de Vielha.
Apenas unos minutos después  abandonamos las marcas del GR y seguimos remontando el valle.
Atravesando un precioso bosque de hayas, llegamos a la Pleta de Molierès. El verdor tras la lluvia, es de un intenso brillo y un regalo para la vista.
Lo malo es que tras el bosque, una zona de hierbas altas nos empapa la ropa y la humedad es asfixiante, pero el maravilloso espectáculo de cascadas nos embelesa.
Poco parece importarnos.

Remontamos el valle en todo momento por el lado derecho, en sentido de la marcha, salvando los resaltes que salen a nuestro paso con las pertinentes cascadas a nuestra izquierda.








  En uno de ellos apoyando las manos para ayudarnos a progresar.

Tras el último resalte, con el refugio a vista, pisamos nieve y aprovechamos para recargar agua para  la cena.









 Entramos en el refugio y la primera sensación es acogedora. Limpio, ordenado, bien aprovechado, dotado de emisora, dos puntos de luz por placa solar, literas con mantas limpias y almohadas,  mesa, bancos y sillas y hasta una zona de cocina. También maleteros y estructura metálica en el techo para colgar ropa mojada y material alpino. Una pasada…
Cena, una breve charla y para los sacos que mañana queremos salir con las primeras luces.



 01/06/2017
Tras desayunar, preparamos las mochilas de ataque y partimos hacia el Tuc de Mulleres.

Al poco de empezar a andar, hacemos una parada en uno de los torrentes que bajan desde el Pic de la Gerbosa para reponer agua para la jornada.
 Nos espera un día de sol, de aúpa…



Vamos ganando altura, mientras dejamos abajo los Estanhets de Molieres.
Desde que salimos del refugio vamos esquivando los neveros que a medida que avanzamos son de mayor tamaño y algunos inevitables.
 Pero a partir de la cota 2650m. La nieve es continua y la pendiente más pronunciada. Toca ponerse los crampones para asegurar el paso.
Hemos ido ganando altura a media altura del valle que es lo recomendable en esta época para evitar las frecuentes coladas de nieve que caen hasta el fondo del valle.
 Pero hoy no será el caso de ver alguna, pues la nieve está en óptimas condiciones.

Sin más que andar, llegamos al frontón rocoso que como una muralla nos separa del Collado de Mulleres.



Una breve trepada ( 10m. II+) y estamos subidos sobre el collado.
Las vistas de la otra vertiente son también espectaculares y el Macizo de Aneto-Maladeta lo centra todo.

Remontamos la arista por el mismo filo, salvo en algún que otro momento y siempre por la vertiente norte.
La cresta llega hasta el gran hito de la antecima sin más complicaciones que en algún punto apoyar las manos para avanzar.
 La parada en el hito de antecima es breve pues sabemos que la verdadera cima esta unos metros más adelante.Pero solo porque lo hemos leído, porque dudo que haya más de un metro de desnivel.

Atravesando un corto nevero llegamos a la cima. Una marca geodésica metálica, designa el punto.
Ahora sí, la parada se prorroga un buen rato, haciendo multitud de fotos, reconociendo o intentándolo, los picos, crestas y valles que asombran nuestra vista.
Durante la parada aprovechamos también para reponer fuerzas. Mientras con la mirada fija en la cresta de Salenques-Tempestades, a la imaginación le cuesta muy poco situarme sobre ella, trepando diedros, bordeando gendarmes….




 De vuelta, hacemos de nuevo una parada en el Hito, aprobechando para comer un poco y sacar mas fotos


 Nos ponemos de nuevo en marcha y enfilamos al Collado de Mulleres.




 
  En este punto, cuando subíamos, planteé  la idea de subir también al Cap de Toro.

 Pero ahora a ninguno parece interesarnos tanto como llegar pronto al coche y es que a partir de las 14h, la probabilidad de lluvia aumenta, aunque de momento el sol luce pleno.

 

 Tras buscar el mejor sitio para bajar, encontramos un itinerario más asequible que el elegido para la subida y en seguida estamos bajo el muro.



Del retorno al refugio, solo comentar que nos desviamos más al sur, pasado por el ibón más alto de Molierès.



Y dejamos la nieve atras...


Una vez en el refugio, recogemos todo y apenas una breve parada antes de volver a cargar con los mochilones.
El descenso nos vuelve a regalar un espectáculo de agua y color, a pesar de que el cielo empieza a dejar pocos claros.



También nos brinda un encuentro inesperado….

 Poco antes de las 15h y sin que la amenaza de lluvia se haga efectiva, llegamos a los coches.

Tengo sensaciones muy positivas de esta salida. Un valle que así, solitario, parece mágico, recóndito y salvaje. Aunque sé que en cualquier otra fecha no sería así. También la de haber hecho una cima de las más fáciles de los tresmiles que llevo y a la par de las que mejor vistas tienen. Todo ello sin prisas, disfrutando de cada momento como pocas veces. Y  la compañía…. Un abrazo amigos!!!